El Verano del Smog en el Sur de California


No es un secreto que nuestro estado tiene una de las peores calidades del aire en el país. California es el hogar de 7 de 10 de las ciudades más contaminadas en los Estados Unidos y después de años de progreso la calidad del aire está empeorando en algunas partes del estado.

En el 2018, los habitantes del sur de California pasaron por un verano históricamente malo de contaminación del aire, ya que la región violó los estándares federales de smog por 87 días seguidos, la racha más larga registrada. Desafortunadamente, 2019 no parece estar en mejor forma. Al 22 de agosto, llevamos 60 días en una racha de días llenos de smog.

El ingrediente principal en el smog es la contaminación por ozono. En la atmósfera superior, el ozono es bueno. Pero cuando está cerca de la superficie del aire que respiramos, puede provocar el desarrollo de asma, provocar daño pulmonar permanente y más.

Entonces, ¿de dónde viene la contaminación por ozono? Casi el 75% proviene de fuentes móviles, con aproximadamente el 42% de la contaminación total por ozono proveniente de vehículos en carretera. En los meses de verano, las personas pasan más tiempo en sus vehículos emitiendo químicos que causan ozono. Cuando se combina con un clima de verano más cálido que facilita la creación de ozono y la formación de smog, estas emisiones crean condiciones atmosféricas peligrosas que amenazan la salud de los californianos del sur.

Pero no es demasiado tarde para evitar que el verano de 2019 sea una repetición del 2018. Cuando nos unimos para reducir nuestras emisiones vehiculares, podemos hacer un impacto real sobre nuestra contaminación por ozono y el smog en nuestros cielos. Haz la Promesa del Aire Limpio de tomar el transporte público, usar la bicicleta, auto compartido o más para hacer tu parte.